Cultura libre

luis alberto de cuenca

POETAS DE LINEA CLARA

 

"Trata de conservarla como sea a tu lado
      sin ella, sin tu  musa
      no eres nadie, poeta ".
        LUIS ALBERTO DE CUENCA


           Tomo prestado para este artículo el título de una sección que con extraordinaria brillantez realiza el poeta y escritor Luis Alberto de Cuenca en las páginas de diversas revistas de pensamiento y literatura.

             "Qué es poesía

     dices mientras clavas en mi pupila

     tu pupila azul ,

     ¿y tu me lo preguntas ?

     Poesía  eres tú"

 

           Así proclamaba Bécquer, príncipe de los poetas de línea clara , la definición sentimental del sublime arte de la poesía. Y es que la fría razón y las matemáticas (no digamos el estructuralismo) no alcanzan ni de lejos a aprehender el misterio mágico de la creación poética. La línea clara es la auténtica obra de arte, clásica y moderna a un tiempo, viva siempre. No debe haber oposición - no puede haberla - entre cultura y vida. Eugenio D’ Ors nos lo mostraba de forma lúcida en su "Filosofía del hombre que trabaja y juega": "El tesoro de la vida y del espíritu no debe permanecer encerrado en las escuelas". Y Ortega y Gasset lo concluye de forma determinante: "La cultura nace del fondo viviente del sujeto y es espontaneidad. La cultura solo pervive mientras sigue recibiendo constante flujo vital de los sujetos".


          El poeta de línea clara hace fluir de forma cristalina su idea y su belleza: el polvo enamorado de Quevedo, el canto robusto de Espronceda, la rima sigilosa de Bécquer, la dolora de Campoamor, el caudal inmenso de Vicente Aleixandre, la poesía pura y desnuda de Juan Ramón Jiménez, la gracia lírica de los Machado... y tantos otros que han desgarrado páginas de oro en ese vaso cristalino que es la lengua española.

           Luis Alberto de Cuenca (Madrid 1950), director de la Biblioteca Nacional, traductor, editor de un maravilloso volumen llamado "Las cien mejores poesías de la lengua castellana", es asimismo, un poeta de línea clara. Su obra en verso se recopila en el libro "Los mundos y los d6iacute;as ", en el se recoge casi íntegro el tesoro de su poesía (desperdigada en libros como "Elsinore", "Por fuertes y fronteras", "El bosque y otros poemas", "El otro sueño", "Necrofilia"...) y la acerca al sombrado lector que revive en sus páginas el mundo interior del autor, sus fantasmas, sus querencias , su visión del mundo y del hombre . Luis Alberto de Cuenca no solo incluye en su vida personal aspectos tan diversos como la gestión cultural (la labor en la Biblioteca Nacional, desde junio de 1996, está resultando excelente), la creación literaria o el amor al cine, sino que su propia obra es un prodigio de cultura y vida. El resultado es una poesía atractiva, clásica, diferente y absolutamente personal. La ventaja de la línea clara es su evidencia, no hay que explicarla, solo verla y sentirla. De ahí que la obra de Luis Alberto haya de ser leída, más que comentada, recitada más que analizada.

           "Vive la vida (...)
  vívela en madrugadas infelices
  o en mañanas gloriosas
  a caballo por ciudades en ruinas
  o por selvas contaminadas
  o por paraísos sin mirar atrás.
  Vive la vida "

           O esta hermosa declaración de principios:
"Pero, ¿porqué no voy a ser al mismo tiempo
sueño y vida,
ser el médico y la herida
Luis de Granada y Baudelaire "

  Las inspiración primigenia es el verso exacto de Fray Luis de León :
"Buscando mis amores
 iré por esos montes y riberas
 ni cogeré las flores
 ni temeré las fieras
 y pasaré los fuertes y fronteras " .

 

 

 



          Los poetas de línea clara expresan la belleza del modo más puro y auténtico: la belleza de la vida integrada en la cultura, con la mirada rebelde de la fantasía, pero con los pies acariciando la realidad.

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: